Seguimos, oramos por Puerto Rico y por paz en el conflicto entre los estudiantes, administración y gobierno con la Universidad de Puerto Rico. (¡Únenos, Señor!)